Trabajar desde casa: mi experiencia

En este post quiero contar mi experiencia trabajando en casa y el equipo que utilizo a modo de oficina física y virtual.

Primero de todo quiero decir que en trabajo somos un equipo en que prácticamente cada miembro está en una localización distinta por lo que, aunque fuera a trabajar a la “oficina” dificilmente estaríamos todos juntos.

La primera norma para trabajar en casa es tener un espacio físico de trabajo separado del resto, es decir, que no tengas la sensación de no salir de la oficina, o la tentación de estar siempre trabajando.

_mg_0593

Por ello, la siguiente recomendación es tener un horario como si estuvieras en un centro de trabajo convencional. Ni trabajar en casa implica estar “de servicio” las 24 horas del día ni trabajar cuando quieras.

A nivel de mobiliario lo que tengo en casa es todo tipo Ikea y la verdad es que lo encuentro tan cómodo y funcional como el de cualquiera de las oficinas que he trabajado.

teletrabajo 2

Sí que es muy importante contar con una buena conexión a Internet, no particularmente rápida pero sí muy estable. En mi caso tengo una ADSL doméstica y cumple perfectamente su función. Para evitar conflictos con otros dispositivos de la casa, lo que si recomiendo a todo el que opte por trabajar en su domicilio es contratar una segunda línea y dedicarla a uso profesional.

El software que utilizo es el siguiente:

  • CISCO IP Communicator:

Es a todos los efectos como tener un teléfono fijo “dentro del ordenador”. La telefonía IP te permite mantener un número fijo y al mismo tiempo poder hacer llamadas internacionales sin coste adicional.

  • Webex:

Es una aplicación de escritorio remoto que te permite tanto poder ver y compartir el escritorio de un tercero como poder tomar control como si fuera un “Terminal Server” o “Remote Desktop” pero con muchos menos inconvenientes de seguridad (sobre todo si trabajas a través de una VPN).

  • Números de teleconferencia AT&T:

Permiten incluir a distintas personas en una misma llamada y combinado con Webex es verdaderamente una reunión virtual.

Si no tienes configurado un teléfono IP puedes hacer la llamada desde un fijo e incluso desde un móvil al coste de una llamada local.

No quiero decir con esto ni mucho menos que esta infraestructura llegue a estar a la altura de soluciones de telepresencia mucho más profesionales, sin embargo el coste es mucho menor y la infraestructura necesaria sí que queda fuera del alcance de un particular.

teletrabajo 3

A nivel personal, dependiendo del tráfico en tu ciudad y lo cerca o lo lejos que vivas del trabajo el tiempo de los desplazamientos (atascos, buscar aparcamiento…) literalmente para a ser tuyo. En mi caso he ganado una hora diaria que dedico a hacer ejercicio.

Otra gran ventaja es la de comer en casa, con lo cual la hora de la comida da para mucho más y recordando algunos sitios de menú donde he comido en otros trabajos, desde luego que mucho más saludable.

teletrabajo 1

Esto no quita que a veces a mis perros les de por ladrar en medio de una reunión o que a veces sí que necesite ir a la oficina, pero lo importante es tener la opción y poder aprovecharla.

 

Y hasta aquí mi experiencia como “teletrabajador“.

 

1 opinión en “Trabajar desde casa: mi experiencia”