El lado oscuro de las entrevistas de trabajo. Formato podcast

En este podcast quiero aclarar algunos de los motivos por los que muchas solicitudes de empleo son automaticamente descartadas o las entrevistas se quedan en “muchas gracias por venir, ya te llamaremos”. Prácticas poco éticas que nunca se encuentran escritas en los manuales de RRHH pero que se ponen en práctica cada día.

Advertencias a la hora de buscar empleo en las redes sociales. Formato podcast

En este podcast advierto sobre algunos de los riesgos que tiene buscar empleo en las redes sociales, bien por tratarse de meras “trampas” para hacerse con nuestros datos personales, o en algunas ocasiones ocultan verdaderas estafas muy bien organizadas. Llamada al sentido común antes de responder a estas ofertas.

¿Son realistas todas las ofertas de empleo?

Desde hace algún tiempo llevo viendo como aumenta el número de ofertas de empleo y eso es, sin lugar a dudas, una buena señal. Sin embargo, también leo comentarios de candidatos a los que nunca les han dado feedback después de una entrevista, las ofertas a las que se han presentado desaparecen de los portales de empleo sin razón aparente… incluso los propios reclutadores de las empresas de selección confiesan no tener respuesta inmmediata de los perfiles que presentan.

Mi teoría, basada en experiencias propias y ajenas es que muchas de esas ofertas de empleos no llegan a materializarte en puestos de trabajo reales por varias razones:

  • Se buscan perfiles que simplemente no existen:

En el área informática, que ya sabemos lo cubre todo, es muy frecuente encontrar:

Se busca programador .NET con conocimiento de adminstración de sistemas Linux y que domine Illustrator.

Hace poco encontré una que era como poco de traca:

Administrdor de Moodle, programador PHP, diseño gráfico y que sepa “algo de pedagogía” y lo mejor de todo es el que la oferta ponía “media jornada”. No tenían bastante con pedir 3 puestos en 1 sino que medio día.

Sinceramente le deseo al redactor de la oferta que si algún día acude a un centro de salud no le atienda el encargado de mantenimiento que sólo va por las mañanas y sabe “algo de medicina”.

El marketing parece que también ofrece una fléxibilidad infinita y ya son casi un clásico las relacionadas con el SEO/SEM:

Experto en SEO/SEM, Photoshop, Illustrador, PHP, Google Analytics, Adwords y community management.

Es que no se que tienen que ver la semántica web, con la programación y el Google Adwords, pero seguro que el mecánico de la persona que redactó esta oferta también es experto en seguridad vial.

  • El puesto no está bien definido y ningún candidato encaja:

Los puestos de data science, big data, business intelligence están muy en alza y parece que algunas empresas quieren tener el suyo, pero no parecen tener claro que encaje tendría esta persona en su organización y casi que esperan que se lo dislumbren en la entrevista.

Los informáticos tienen mucho nivel técnico pero no necesariamente estadístico, el estadístico muy buen nivel de analítica pero sin ese componente creativo de “qué podemos hacer con los datos que tenemos” que necesita el Director de Marketing… total que al final entrevistan a unos pocos de cada campo y nadie cubre las “necesidades” del puesto.

  • Las condiciones del puesto son inaceptables:

Cuando por fin encuentran al profesional que tiene 5 años de experiencia en el puesto, en empresas del mismo sector, dispuesto a cambiar de residencia o vive justo al lado, habla los 3 idiomas que pedía la oferta y domina esa aplicación propietaria que sólo usan unas pocas empresas y la formación es carísima… el sueldo es: inferior a lo que gana ahora mismo!

Parece que se ha converdido en un círculo vicioso que para cambiar de trabajo hay que estar trabajando, lo que deja con muy pocas opciones a las personas que tanto necesitan un empleo. Sin embargo, algunas empresas insisten en entrevistar a personas a las que saben que están trabajando y que fácilmente pueden saber en qué rango salarial se mueven.

Y la sorpresa llega cuando por fin te hacen la oferta y resulta que es lo que ganabas hace 10 años cuando eras junior…

  • No todas las empresas pueden asumir un reclutamiento masivo:

Si nos basamos en el principo de “a mientras más entrevistemos, mayores posibilidades tendremos de encontrar al mejor”, a muchas empresas les supondrá naufragar en el proceso de selección.

Si un departamento de cualquier empresa decide contratar a una persona, es porque ya tienen más trabajo del que pueden asumir, a eso le suman un proceso de selección donde la oferta se publica en todos los portales de empleo, lo que implicará criba de CVs, entrevista telefónica, presencial… y si ya hay que subir en el escalafón para entrevistar a los más prometedores probablemente tendrán que abandonar el proceso de selección por desatender sus quehaceres.

Si ya los decisores están viajando constatemente, siempre reunidos, en periodo de transición… la pérdida de tiempo por las dos partes está asegurada.

No quiero desanimar a nadie a buscar una oportunidad profesional, pero sí me gustaría hacer una llamada a la responsabilidad a las empresas que publican una oferta y generan ilusiones y expectativas en aquellos que la ven, y en los propios profesionales que se tienen que involucrar en el proceso.