Lo que no queremos ver de la nueva economía. Formato podcast

En este podcast hago un recorrido sobre el cómo nuevos modelos de negocio liderados por Uber, Netflix, Spotify, Airbnb están afectando a los modelos tradicionales, más por inmovilismo que por una dura competencia. Y en otros casos, han venido a demostrar que no eran viables mucho antes de que llegaran.

Mis opinione sobre Juego de Tronos (no spolier). Formato podcast

En este podcast hablo sobre la famosa seria de HBO “Juego de Tronos” y la comparo con otras series populares. No hago ningún tipo de spoler y simplente doy mis opiniones con espíritu crítico de lo que me gusta y no de la serie y cuál creo que puede ser su desenlace final.

 

Alternativas al “ver la tele”. Formato podcast

En este podcast hablo de las ventajas que ofrecen las plataformas de contenidos digitales bajo demanda como HBO, Netflix, Spotify… no sólo en el hecho de que ofrecen una mayor oferta sino que permiten combatir la “telebasura” al restar público a las cadenas de televisión que la generan sistemáticamente.

Ventajas de no ver la televisión (y sus alternativas)

A principios de año cambiamos la distribución del salón y al mover el mueble de la televisión nos dimos cuenta de que el cable de la antena no daba de largo. Lo dejamos así y pensamos en comprar un cable más largo.

6 meses seguimos con la televisión sin cable de antena pero conectada a Internet, con lo que he notado ciertas mejoras y he querido resumirlas en este post:

  • Puedes decidir lo que ves y no “lo que echan”:

Aunque esto parece obvio, el poder elegir entre cualquiera de las opciones de “contenidos a la carta” (YouTube, Netflix, HBO…) evita esa inercia de sentarte delante de la televisión “a ver que echan” y al final quedarte viendo cualquier cosa o caer en el bucle de ir cambiando de canales.

  • No ves anuncios:

Será que tengo imán, pero me siente a la hora que me siente a ver la televisión están poniendo anuncios, y al final la hora de la cena la pasas viendo anuncios esperando que empiece ese programa que querías ver.

Por otra parte, reduces el tiempo de visionado, porque no tienes que sufrir ese ratio que ha llegado en algunos momentos a ser 15 minutos de programa y 10 de publicidad, con lo que una película que empezaba a las 10:00 PM venía terminando a las 1:00 AM (y a la mañana siguiente a trabajar).

  • Evitas consumir “telebasura”:

Basta decir Telecinco para que todos el mundo sepa de lo que estamos hablando. Aunque si Gran Hermano ha completado 17 ediciones debo estar perdiendome algo importante.

Sin embargo, aunque no todo en la vida es ver documentales son muchos los colectivos que opinan que estos programas no transmiten los valores más adecuados, y tampoco nos engañemos, si siguen en antena es porque tienen audiencia.

  • Acceso más amplio a las noticias:

Por etapas hemos podido ver como el “Telediario“, dependiendo de la cadena, se convertía en el informativo oficial del Partido Político gobernante, o en todo lo contrario, pero hay ocasiones muy claras en los que se da una gran cobertura a un hecho de poca relevancia para desviar la atención de otro más importante, o que la Liga de Fútbol ocupe la cabecera.

También ha habido un claro abuso de las imágenes impactantes con tal de ganar audiencia que han sido retirada en ediciones posteriores. En mi caso, prefiero no verlas, pero siempre estarán disponibles en Internet.

No quiero reivindicar con este post que haya que pasarse el día viendo series y mucho menos que estemos informados exclusivamente a través de webs de noticias y Twitter, pero sí que reflexionemos al papel que tenemos como expectadores y tomemos un papel más activo en la búsqueda de alternativas a los contenidos audiovisuales tradicionales.

 

Netflix, Spotify, Apple Music… ¿nuevos hábitos o nuevo modelo de negocio?

Hace unos días leí la noticia de que cerraba en Málaga la mítica tienda de discos “Candilejas“, donde yo compraba discos y casetes cuando iba al instituto. Aunque para ser sinceros yo no compo un disco (CD) desde hace años.

Lo que si he sido es comprador habitual es de películas y series, y me pregunto por qué ha tardado tanto en llegar a España Netfix (acaban de anunciar que va a estar disponible HBO, productora de series como “Juego de Tronos” y “Los Soprano”.

hbo

netflix

En este post me planteo si los servicios de música, series y películas obedecen a nuevos hábitos de consumo o al fin de un modelo de negocio que consistía en vender los discos y las películas lo más caro posible, porque todo el mundo sabe desde hace mucho tiempo que el porcentaje que se lleva el autor es muchísmo más pequeño que el que se lleva la productora.

Aquí me pequeño análisis de los medios tradicionales:

  • Televisión. No se puede ver y lo que merece la pena ver te lo puedes descargar en formato podcast o verlo en la web de las cadenas y te ahorras los anuncios.
  • Radio. Hay emisoras para todos los gustos, pero tienden a la repetición constante, mismas canciones durante un corto espacio de tiempo, y luego cambian a los nuevos éxitos del momento, y volvemos a poner la música en bucle. Las más temáticas han decidido que a los que nos gusta un determinado tipo de música nos gusta también escuchar las mismas canciones.

En mi caso, RockFM está muy bien, pero han decidido que de los Roling Stones sólo me gustan 3 ó 4 canciones.

  • Descargas (Torrent, Series Yonkies…). Ya casi un medio tradicional aunque no por ello menos ilegal. Siempre lo he considerado un medio muy inseguro y hasta me he echado las manos a la cabeza cuando he visto a alguien mirando la página del banco mientras descargaba a toda pastilla con el Ares.

Por otra parte, el tránsito ordenador en un cuarto, pasar al pendrive, de ahí al DVD del salón y que ahora tu reproductor no reconozca el formato MKV… para muchos es demasiado.

Para mi el momento del cambio llegó cuando se pudo empezar a conectar el ordenador o la tablet a la televisión, y empezar a ver el “YouTube en la tele”.

Se que la música en streaming tiene sus detractores, la calidad del sonido y todo eso, pero tampoco es que la Deutsche Grammophon publique muchos discos de Reguetón pero el valor añadido de las listas de música, las sugerencias, interacción a través de las redes sociales, saltar a artistas del mismo estilo que muy dificilmente vas a oir en una emisora de radio convencional… Así que aquí lo tengo claro.

Si comparas el precio de comprarte el pack completo de cualquier serie con el de una suscripción a Netfilx es mucho más bajo o el de comprarte la discografía de tu artista favorito con el de la suscripción a Spotify o Apple Music.

spotify

apple_music

Siendo esto tan evidente, ¿porque las discográficas no han reaccionado y han creado sus propios portales on line como ha hecho HBO con sus series?

Tampoco parece tener explicación el hecho de que hace tiempo que nos vamos por ahí con el Discman o con el reproductor de DVD portátil, sino que escuchamos música en MP3 o vemos las películas en la tablet.

¿Hasta cuándo iban a estar las grandes discográficas esperando vivir de las ventas físicas?

Parece que todo es un a ver quién puede más, si las operadoras de telefonía o Internet para vender más fibra o las productoras y los centros comerciales y grandes superficies a ver quién vende más discos y películas.